“La existencia de Fuerzas Armadas sudamericanas molesta a los EE.UU.”

Solanas-INt-6-00b3fEs el mayor experto civil en temas militares de su país y explica que el aeropuerto de Mariscal Estigarribia, donde nació, está ubicado “en el corazón del continente, es como un gran submarino terrestre”. Gracias al clima característico del Chaco paraguayo, destacó, esa pista es “operable los 365 días del año, y permite llegar en 45’ a La Paz y a Asunción, en una hora a Buenos Aires y en dos a Brasilia”.

“Fue pura coincidencia. Nací ahí porque mi padre era militar y estaba destinado en ese cuartel. El aeropuerto fue construido por los norteamericanos ahí porque es como una plataforma en el centro de Sudamérica y tiene una característica muy especial: su clima, que hace que la pista sea operable todos los días del año. Y que desde esa pista se está a 45’ de la Paz, a 45’ de Asunción y a poco más de una hora de Buenos Aires.

En cuanto a la presencia de tropas estadounidenses en la región, Galeano Perrone dijo que “no tienen una presencia muy fuerte porque no lo necesitan. Al estallar la Segunda Guerra Mundial el presidente era el general José Félix Estigarribia (luego mariscal), que fue sucedido por el general Higinio Morinigo, un dictador que nos gobernó hasta 1947.

Morinigo viajó a los Estados Unidos, que desde entonces tuvo una enorme ingerencia en Paraguay, aunque durante la dictadura de (el general Alfredo) Stroessner mucho no se veía, se disimulaba, pero por debajo de la mesa tenia una relación, aunque discreta, muy estrecha. Algo que también ocurría con otras dictaduras latinoamericanas”.

Para redondear, Galeano Perrone dijo que, más allá de otros posibles usos, “la pista de Mariscal Estigarribia está para que el Comando Sur la utilice cuando la necesite”. A continuación, las principales definiciones de Galeano Perrone durante la extensa charla.

Una base virtual

 El interés de los Estados Unidos por el Chaco paraguayo no es nuevo. Pensaron en poner una base el Chaco cuando tuvieron que marcharse de la zona del Canal de Panamá y hoy tienen esa base, la de Mariscal Estigarribia, una base virtual. Porque están dadas todas las condiciones para -con la gran capacidad de despliegue logístico que tienen sus fuerzas armadas- pueda montar una gran base en, pónganle, un plazo máximo de diez días. ¿Para que va a mantener 2.000 a 3.000 hombres que les costarían muchísimo dinero? Vendrán en el momento en que lo necesiten. Pueden hacerlo cuando les dé la gana gracias a que Paraguay es uno los países con mayor deterioro institucional de América del Sur.

Esperando la temporada de rebajas

 Las comparaciones son odiosas y no tienen que ver con el tamaño: en Uruguay, por ejemplo, las instituciones funcionan. El Poder Judicial, la fiscalía, el servicio penitenciario, la policía, el ejército. Ahora, cuando yo lo digo en un debate, me replican: “No se olvide que Uruguay debe 14 mil millones de dólares y tiene tres millones de habitantes”. Pero es que ese es otro problema. Los uruguayos tienen una deuda muy grande, sí, y ni siquiera pagan los servicios de la deuda externa.

Pero las instituciones funcionan. Nosotros, en cambio, somos un país muy deteriorado. Nuestra fiscalía no funciona, nuestra policía, nuestros tribunales no funcionan, nuestra Fuerza Armada está en su peor momento. Estados Unidos no nos ayuda. Los organismos multilaterales tampoco. No somos hijos mimados del Banco Mundial, ni del Banco Interamericano, ni del Fondo Monetario Internacional. Claro que tienen interés en Paraguay. Pero están esperando a que nos descompongamos, que nos pongamos más fáciles… y baratos.

Previsiones I

En aras de su capacidad de previsión, el gobierno y las grandes empresas de los Estados Unidos subsidian e incluso financian “think thanks” y centros de estudios estratégicos. Consideran que su visión estratégica guarda una relación directa con la capacidad de prever procesos que se desarrollan a lo largo de lapsos prolongados. Recién están conformes cuando tienen poco margen de error, cuando pueden hacer premoniciones del tipo de “Dentro de cinco años, a lo sumo en seis, este pozo de petróleo se va a secar, la extracción dejará de ser rentable”.

Y entonces, buscan sustituirlo. “Dentro de cuatro años tenemos que controlar el pozo de Salinas. Vamos a ver si nos lo vende. Como no es imprescindible, de lo contrario tendremos que arrebatárselo por la fuerza”, es la conclusión a la que llegan y de acuerdo a la cual actúan. Y esto, que es válido para el petróleo, también lo es para el Acuífero Guaraní.

Aislamiento regional

Cuando el presidente Nicanor Duartes Frutos anunció la presencia de los norteamericanos, la reacción en América Latina fue muy fuerte. De Hugo Chávez, y también de Lula Da Silva. Hubo recelo de parte de los argentinos y de gran parte del resto de América Latina. Cuando viaja a los Estados Unidos, Duarte Frutos se ubica claramente a la derecha no sólo de Chávez, sino también de los tres presidentes vecinos. Y éstos le tienen lógica desconfianza, lo que hace que esté aislado en la región.

Bajo perfil

Las duras críticas que recibió el gobierno de Nicanor por propiciar el desembarco de las tropas norteamericanas hicieron que a partir de allí la presencia militar de los Estados Unidos fuera de bajo perfil. Pero les puedo asegurar que el que tiene la palabra en los asuntos decisivos del Paraguay es el embajador. La embajada que está entre las calles Brasilia y Mariscal López es la sede de un nuevo virreinato.

Itaipú y Yacyretá

Si el embajador dice algo, pueden tener la plena seguridad de que esa palabra indica el rumbo que se seguirá. Al principio parecía que Nicanor se iba a desprender de eso, pero no, para nada . El proyecto que los Estados Unidos -su Departamento de Estado, subsecretaria de América Latina, capítulo Paraguay- tiene para el país está vinculado a sus dos grandes hidroeléctricas, Itaipú y Yacyretá, que a su vez son estratégicas para Brasil y la Argentina. Itaipú cubre una parte muy grande de las necesidades energética de Brasil; y Yacyretá y los proyectos sobre el Paraná son muy importantes para Argentina. En fin, que la mayor riqueza que tiene el Paraguay es su posición geopolítica y geoestratégica.

El Pentágono desplazó al Departamento de Estado

Con todo, en estos tiempos tan agitados lo de la preeminencia del Departamento de Estado es relativo. La guerra de Irak esmeriló primero y devastó luego el poder del general Colin Powell, un hombre muy capaz y prudente. El Departamento de Defensa, el Pentágono, le fue quitando poder. Y es de este departamento que depende el Comando Sur, que es el que tiene el contacto oficial con todas las Fuerzas Armadas de Sudamérica. Por primera vez, será secretario de Inteligencia un militar en actividad. Y es que para los Estados Unidos la prioridad absoluta es la seguridad.

Previsiones II

Hay que saber muy bien qué es lo que quiere Estados Unidos de Paraguay para poder hacer planes. Para explotarlo ese saber. Y eso, Nicanor Duarte Frutos no lo ha sabido hacer. Se le está yendo su gobierno, ya está en los tres años de gobierno y hay varias elecciones por delante. Ya no tiene tiempo de cambiar.

Tres líneas

Si la presencia militar de los Estados Unidos es liviana, la de la DEA no lo es en absoluto. Justificada en la lucha contra el narcotráfico, es muy fuerte. Y más fuerte todavía es la presencia de servicios de inteligencia que luchan contra la piratería (se refiere a la copia ilegal de marcas. N. de la R). La tercera línea es la instalación de una base del FBI en el país, con el pretexto de la lucha contra el terrorismo. Porque, como saben, según los Estados Unidos, la Triple Frontera en general y Ciudad del Este en particular es un santuario del terrorismo, la fuente misma de financiación de Hezbolá.

FF.AA. + Policía = Guardia Nacional

 En este momento la FF.AA. paraguaya está cumpliendo un papel claramente policíaco, el papel de cuidar bancos, de acompañar a la policía. De hecho estamos frente a una guardia nacional. A pesar de lo mucho que se dijo que no se la quería tener, con la fusión operativa de la policía y la FF.AA. se armó, de facto, una guardia Nacional. Es fácil de ver: nuestra fuerza armada tiene 8 mil hombres y no tiene más de 5 mil operativos. Hace 17 años, en el último año de Stroessner, tenía 25 mil hombres y de ellos unos 18 mil eran operativos.

Chávez y Seineldín

 En el ejército, la derecha, el ultranacionalismo, puede tomar contacto fácilmente con la izquierda. ¿Qué diferencia grande hay entre el discurso de Seineldín y el de Hugo Chávez? Paradójicamente estamos frente a unas Fuerzas Armadas que se convirtieron en una amenaza para los Estados Unidos. Bueno, tanto como amenaza no. Pero si es algo que a los norteamericanos les molesta, que lo ven con preocupación.

Por ejemplo cuando el ministro de Defensa de Brasil dice que Brasil no va a renunciar a ser la primera potencia militar de América Latina y que la Amazonia no es una reserva “de la humanidad”, que es una reserva de Brasil, y que Brasil es reserva de la humanidad, lo que no es para nada lo mismo.

O cuando el comandante de la armada Chilena dice que Chile no renunciará a su poderío militar. Hay que tener en cuenta que el de Lagos es el gobierno chileno que más dinero invirtió en armamentos en toda la historia, incluso en algunos rubros más que el de Pinochet.